La historia de la Casa de Campo

Sus 1.722,60 hectáreas de terreno hacen de este espacio natural el mayor jardín público de Madrid. La historia de la Casa de Campo comenzó con la decisión de Felipe II de trasladar la Corte a Madrid y residir allí. El rey comienza por delimitar un dominio que une el palacio con la cabaña de caza del Pardo. Alrededor de este núcleo se suman las fincas y campos comprados a los vecinos.

La historia de la Casa de Campo

Bajo Fernando VI, la Casa de Campo fue declarada Real Forestal. Debido a la caza y al uso de la finca y su proximidad al Palacio Real, la Casa de Campo des Vargas primitiva se amplía para acomodar los apartamentos reales. Carlos III le dio un nuevo uso introduciendo la cría y la agricultura, usos mantenidos por la reina María-Cristina.

Después de la proclamación de la Segunda República, fue cedida por el Estado a los madrileños el 1 de mayo de 1931, y desde entonces ha permanecido abierta al público. Durante la Guerra Civil, fue escenario de batallas y bombardeos que afectaron a sus antiguos edificios y sacaron a la luz nuevas construcciones militares, que aún se pueden ver.

En su interior se encuentran diversas instalaciones: el Parque de Atracciones, el Zoológico, el Teleférico (conectando la Casa de Campo con el Parque del Oeste, al otro lado del río Manzanares), parte del parque expositivo de IFEMA, el pabellón multifuncional de Madrid Arena, la Venta del Batán (lugar donde tradicionalmente se alojan los toros en la tauromaquia en los días previos a la tauromaquia) y la Venta del Batán.

Calificaciones del Hotel

Deja un comentario