KIO Towers

Las dos torres KIO son uno de los elementos más famosos del horizonte madrileño. Los dos edificios, oficialmente denominados “Puerta de Europa”, son difíciles de pasar por alto por su ubicación en la Plaza de Castilla; su altura, 115 metros y arquitectura: dos torres inclinadas, simétricas al eje de Castellana, forman una puerta futurista que desafía las leyes de la gravedad.

KIO Towers

También conocido como KIO Towers, nombre del principal accionista del grupo promotor, los edificios comenzaron a construirse en 1990 según el diseño de John Burgee Architects y se terminarán en el otoño de 1995. Los cimientos de las torres son de planta cuadrada, 35 metros a los lados, y la inclinación de los edificios es de 14,3 grados.

Cada rascacielos consta de tres plantas subterráneas, planta baja, un entresuelo para las instalaciones y 24 plantas de oficinas, aproximadamente 1.200 metros cuadrados. A esta zona hay que añadir la cubierta, con un helipuerto en cada torre. Ocho ascensores dan acceso a las plantas, aunque cuatro de ellos sólo llegan al piso 13 por la inclinación del edificio. Esta misma limitación, la inclinación, hace que cada planta sea diferente de las demás, ya que los límites espaciales se mueven respecto al núcleo central de los ascensores. Las fachadas mezclan vidrio, aluminio y acero inoxidable, este último material formando las grandes bandas brillantes características de este par de rascacielos.

 

Calificaciones del Hotel

Deja un comentario